Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Del "enemigo" y los ojos vendados: La derrota de la revolución, empieza en el espejo de la realidad














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















“Pese al colapso en el mundo occidental de los regímenes totalitarios,
las ideas subyacentes continúan ganando terreno hasta el punto que,
hoy en día, para transformar nuestro sistema jurídico
en otro de carácter totalitario sólo se precisaría
que las ideas hoy usuales en el ámbito teórico y abstracto
fueran llevadas sistemáticamente a la práctica.”
Friedrich A. Hayek

guillepeq2.jpg

 

 

 

El que una revolución neo-izquierdista se encuentre con un prácticamente ilimitado poder normativo, financiero y “cultural” concentrado en el aparato de gobierno del Estado, es normal en un mundo en que alguna forma de paleo-izquierdismo controló, de forma mayoritaria, autoritaria y excluyente, desde los aparatos educativos, pasando por los aparatos burocráticos y sindicatos, hasta la “industria cultural” en la abrumadora mayoría de los países más ricos y poderosos del orbe. Y la totalidad de los más pobres y atrasados. Otro detalle importante, es que, con escasísimas excepciones geográficas o temporales, lo que no fue regido por el paleo-izquierdismo socialdemócrata, o el fundamentalismo colectivista totalitario seudo religioso, fue gobernando por el marxismo ortodoxo.

 

El neo-izquierdismo, que usualmente llegará al poder más por elecciones que golpes de fuerza, usará el poder ilimitado del Estado paleo-izquierdista para construir la economía neo-comunista, en la medida en que la debilidad, financiera, conceptual, cultural de la sociedad, regimentada, desinformada y adoctrinada por el paleo-izquierdismo se lo permita.

 

El neo-comunismo no es más que la consecuencia obvia de la mal llamada “economía mixta” sin cuyo previo establecimiento es inimaginable. Se trata de sustituir la propiedad privada por la propiedad Estatal, pero sin transformar a todos en asalariados del Estado, pues eso ha sido identificado como una de las deficiencias críticas de la larga experiencia soviética.

 

La solución, que ya fue parcialmente adelantada por los soviéticos, será en otorgar “derechos” de uso -preferiblemente colectivos- ampliamente tutelados por el Estado, para que las personas “desarrollen” actividades productivas, en la medida de lo que quien gobierne, ordene y mande. Un empleado de una empresa Estatal cobrará su sueldo, con total independencia de que la empresa cumpla o no, con los objetivos que el gobernante ordene. Un “cooperativista” del neocomunismo no tendrá sueldo de empleado, ni propiedad de empresario. Tendrá todos los riesgos del empresario, sin su libertad y propiedad, y tendrá todas las desventajas del empelado, sin siquiera la seguridad del sueldo fijo. Será pues, un "glebalizado" siervo de un Estado democrático.

 

En la medida que el circulo se complete, y el modelo funcione integralmente: Un miembro de una cooperativa, que trabaja sobre tierras que no le pertenecerán jamás, dependerá del Estado neo-comunista para que le venda insumos, (al precio arbitrariamente fijado por el mismo gobierno) y le compre la producción (igualmente al precio arbitrariamente fijado por el mismo gobierno) sin contar con garantía alguna de ingreso, diferente de la que el propio gobernante tenga a bien concederle. Pero... y es un importantísimo detalle, pues es lo que diferencia el modelo económico teórico neo-comunista, del paleo-comunista... sí, y sólo sí, cumple con el objetivo planificado.

 

Obviamente, para llegar a tal escenario, que en el modelo soviético sólo fue significativo en el sector agrícola, a aún ahí estuvo acompañado de fundos que operaban como empresas de propiedad estatal con empleados asalariados, es necesario un profundo cambio conceptual que ya se está adelantando.

 

El neo-izquierdismo tomará un problema real, lo exacerbará hasta lo inimaginable, presentará una solución falsa que empeorará el problema real (pero le permitirá un avance más en la construcción sistemática del modelo totalitario) ocultará el fracaso con desinformación –y nuevos escándalos- y finalmente culpará al “imperialismo” de todos los fracasos que el gobierno neocomunista produjo por sí mismo.

 

No hay medidas aisladas. No hay hechos puntuales. Hay cosas que se salen de control temporalmente. En situaciones como las invasiones de tierras urbanas, o los efectos de la simpatía evidente por organizaciones terroristas anti-occidentales  -del signo que sean-.

Pero al final se trata de problemas menores, que se capitalizan para resultados mayores.

 

La sistemática “lucha” contra el “enemigo” no puede cesar. Ora el paro, ora la “Conspiración mediática” ora el “imperialismo yankeeeee!!!”. Enemigo interno manipulable. Enemigo externo amplia y sistemáticamente cultivado como enemigo. Ya extrañaba que, pese a la histórica torpeza que demostró ante el totalitarismo comunista en Cuba,  no terminará de responder ante  las provocaciones que la revolución en Venezuela desesperadamente “escalaba” en sus discursos. Finalmente respondió, para infinita felicidad -y descorches de champaña- de la ya ansiosa jefatura revolucionaria. Enemigo externo indispensable, sin el que la revolución se vería obligada a justificar explicar sus ya evidentes fracasos, sin excusas “patrióticas”. Quizás no tan manipulable como el “enemigo interno” pero sí mucho más redituable.

 

La dictadura más larga de la historia del continente, se mantiene aún en el poder en La Habana, casi exclusivamente por la torpeza de ese indispensable enemigo externo.

 

La mentira y la desinformación como herramienta básica. La envidia como fuerza motivadora única. La miseria y la esclavitud como resultado. Eso, es una revolución socialista. Sea marxista leninista clásica, las paleo-izquierdistas del pasado... o de las neo-izquierdistas “posmo”. El socialismo, en cualquiera de sus versiones, sólo produce miseria en lo económico, y esclavitud en todo lo demás. Para ejemplo en Venezuela, están el nuevo capitulo neocomunista de la vieja reforma agraria fracasada de la adecocracia... Y exabruptos esclavistas como  Ley de Servicio Comunitario del Estudiante Universitario, aprobada en primera discusión el pasado nueve de noviembre.

 

El evidente punto débil de cualquier revolución socialista, será aquel que todas ponen más empeño en ocultar desinformando. En todas se repite la evidente diferencia entre el grandilocuente discurso “igualitario” y “revanchista”, y la no menos evidente corrupción y abuso de poder arbitrario y personalista de la inmensa mayoría de quienes algún poder ejercen en las mismas. Pero eso es poco, si la gente no establece la relación de causa efecto entre la ideología y los vicios que produce. Corrupción, degradación moral, y abuso de poder, son resultados inevitables de cualquier forma de socialismo. No hay socialismo bueno... todos hablan de “dignidad” pero todos transforman a los ciudadanos en siervos adoctrinados en su propia servidumbre.

 

Y el neo-izquierdismo avanza sobre las mentiras del pasado. No está construyendo un edificio nuevo. Está evadiendo responsabilidad sobre los crímenes del comunismo. Y los de la socialdemocracia. Para llevar hasta sus últimas consecuencias una versión “agiornada” de las ideas de la segunda... Esto es: Construir un totalitarismo más completo que no repita las deficiencias de control del primero. Ni más ni menos.

 

Derrotas políticas duraderas del neo-izquierdismo globalizado sólo son posibles en la medida que se sustenten con derrotas culturales delas ideas subyacentes en que se sustenta. 

 

El socialismo ha cambiado sistemáticamente de piel, desembarazándose fácilmente de sus pasadas derrotas, y principalmente de sus crímenes genocidas, porque ha logrado controlar el grueso del poder “cultural”. La docencia en todos los niveles, la industria del entretenimiento, y los medios, fueron el objetivo declarado de todos los socialismos. Desde el nacionalsocialismo alemán, hasta el marxismo soviético y la socialdemocracia norteamericana, todos los socialistas se han concentrado, por diferentes medios en controlar de forma autoritaria y excluyente esas fuentes del “poder cultural”. Es eso lo que les da espacio para fracasar mil veces, desembarazarse mil veces del fracaso, y empezar de nuevo a repartir el veneno de la misma serpiente con una nueva piel.

 

La civilización, debilitada y auto-cuestionada, aún existe, porque en ninguno de sus intentos el socialismo ha llegado al éxito global pleno...  Si eso llega a ocurrir. Se demostraría que los eco-terroristas tenían algo de razón, después de todo, y que la humanidad sería capaz de producir su propia desaparición catastrófica como especie. Curiosamente esos mismos eco-terroristas son hoy una de las principales herramientas que tiende a crear las condiciones para que no sea sólo la civilización, sino la especie humana la que desaparezca, en el marco de la implementación completa del neo-izquierdismo posmoderno globalizado. Pero aunque llegasen a destruir la civilización, cosa que difícilmente será más que parcial, la desaparición completa de la propia especie es aún más improbable. Aunque ciertamente las dos cosas son, teóricamente, posibles resultados de ideas que hoy prevalecen, y aún siendo  tan falsas como malsanas –e incluso  criminales- constituyen la "ideología moral" de quienes forman la opinión pública en la civilización occidental.

 

Y en ese terreno, en el control del poder cultural, y por ello, en el de la opinión, que precede y acompaña a lo tradicionalmente llamado político, es donde el liberalismo del siglo XXI tendrá que dar la batalla final contra todas las izquierdas... en sus mismos términos.

 

El liberalismo es la fuerza conceptual, filosófica, ética y moral, en torno a la cual tenderá a agruparse una nueva derecha sin complejos. Y un liberalismo sin complejos... no rechazará sus aliados naturales. Ni buscará alianzas contra natura.

 

La toma del poder cultural, que precede a la toma del poder político,  para realizar la completa revolución de la historia es nuestro verdadero objetivo. Sin prisa y sin pausa, escalón por escalón, empezará por el principio. Y cada vez que tengamos una victoria, amigos y enemigos sabrán que... Es sólo el principio.
















3erPolo

De su opinión sobre este artículo aquí...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.