Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

La verdadera pregunta: ¿Estamos hoy peor que hace seis años?














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















guille100402.jpg

 

 

 

La inevitable respuesta es si, tras seis años completos de revolución chavista, estamos hoy mucho peor que hace seis años. Y la razón por la que estamos mucho peor, hoy que hace seis años. Es que no hubo ninguna ruptura con el pasado contra el que los electores votaron por Chávez en su momento. Muy por el contrario de las intencionadas apariencias, y tan falsas como folclóricas promesas, la verdad es una sola: La revolución chavista no es más que un “remake” de la revolución adeca, la de octubre del ´45. Mismas ideas, mismos procedimientos, mismos resultados. Destrucción material y moral de vidas y haciendas, desarticulación progresiva de la República, involución hacia la anarquía de los cuatreros autodenominados “generales”. Si tomar veneno fue malo la primera vez, cada nueva dosis incrementada, nos dará peores resultados.

ADECOCRACIA DE QUINTA

Tenemos el más adeco de los gobiernos que hemos sufrido desde 1946. la única diferencia es que los adecos en su primer cuartelazo, el que derrocó el único gobierno democrático decente del siglo pasado venezolano, fueron exitosos a la primera. Tanto como lo fueron sus socios uniformados para desalojarlos del poder en pocos años, cambiando la incipiente tiranía monopartidista en ciernes por una dictadura militar. Los golpes del la neo-adecocracia chavista han fracasado todos. El que dirigió el supremo caudillo de la revolución en persona, terminó con su rendición de La Planicie. En de sus aliados generales terminó con la puesta de pies en polvorosa de los jefes rumbo al exilio. Y el de los ex socios militares activos intentando desalojar al caudillo revolucionario, dio ciertamente una pantomima de dictadura de cartulina que no controló realmente ni el Palacio Presidencial en las escasas horas de su triste sainete. Hoy hay adecos blancos, desdibujados de su originaria revolución revanchista derrotada. Amansados por la alternabilidad entre amigos, el poder medio compartido, y la buena vida. Y tenemos adecos originarios, con cachucha roja, que se aceleran por los empantanados caminos del enriquecimiento de sus predecesores. Pero no dejan de soñar con el poder absoluto para el supremo caudillo de su revolución.

TANGO DEL INFIERNO MÁS PROFUNDO

Entendiendo que la auditoria petrolera post paro la hizo una empresa presuntamente relacionada con el vice del supuesto diablo. Que los amigos del tal Satanás enviaron técnicos para reiniciar operaciones en la “retoma” de PDVSA. Que la Orimulsión que tan molesta resultaba para empresas petroleras gringas marginales, -pero no por eso escasas de millones- “sospechosas” de financiar la campaña electoral del “Belcebú” del norte, podría estar ahora en pico de zamuro amarillo, del que se rumoran infernales relaciones.  Sin dejar de lado la asignación de contratos gasíferos y campos de explotación, así como las ventas de ciertas refinerías, las compras de otras, siempre con un extraño olor de lo que la revolución proclama “azufre”... ya dejando los "rumores" hasta ahí... Nos dan un Florentino que en lugar de contrapuntear coplas, como anuncia, pregona y proclama en publico... Parecería más bien estar bailando un oscuro tango con el individuo del negro sombrerote.

Vemos claramente que el discurso va por un lado... y la realidad por otro. Que una activista gringa de quinta, parte de cuyos ingresos salen de la representación diplomática venezolana en su país, se desgañite en mentiras... No es cosa de extrañar a nadie. Que el vicepresidente afirme que el Plan Consenso País de la Coordinado Democrática incluye una serie de cosas, que basta leer el más que público documento...  para no encontrarlas en lugar alguno. No llama tampoco la atención. Pero que al teniente que funge de Ministro de Comunicación, le dé por repetir las mentiras del segundo de a bordo, se ve tan feo como se vio el uso de la publicidad del SENIAT para la campaña electoral del no, o el despedazar a los golpes un pequeño quiosco de publicidad opositora en la plaza Candelaria. Para reclamar que los medios informes que quienes tales desafueros cometen contra personas y propiedades “respetan la disidencia”.

EL VERDADERO ASUNTO

Aumenta el desempleo, la inflación, la deuda pública interna y externa. Más y más gasto se ejecuta sin siquiera estar incluido en unos presupuestos que se aprueban con un déficit, que sólo por lo anotado, es ya insostenible. Tenemos la mayor devaluación acumulada en un solo gobierno, más pobreza, delincuencias, injusticia y niños abandonados mal sobreviviendo solos en las calles de nuestras ciudades.  Y las misiones asistenciales de las que se vino a acordar la revolución, sólo cuando se vio “en campaña preventiva” ante el riesgo de una consulta referendaria, que hizo hasta lo imposible por evitar, representan un incremento desmesurado y desordenado de un gasto público, que por no tener contrapartida de ingreso real alguno, se pagará mañana con mayores devaluaciones empobrecedoras. Suscribo la descripción la joven reportera liberal libertaria que vio en la combinación de gasto deficitario y endeudamiento crecientes, devaluación e inflación inevitables en circulo vicioso con lo anterior, y las misiones sociales el símil de “el marido que muele a palos a su mujer para luego comprarle las curitas”. Sí mi respuesta al único asunto que está, realmente en discusión en el referéndum revocatorio de un presidente que ya casi completa los seis años de mandato. ¿Estamos hoy peor que hace seis años? Es si, sin duda ¡estamos hoy mucho peor que hace seis años!. SÍ o NO. Vote hoy por lo que realmente crea... sea sí o no. Pero que sea su honesta respuesta para lo que realmente está en discusión.

MANIOBRAS DIVERSIVAS

No hay excusa posible. Son prácticamente seis años de gobierno. Incluso el colocar el paro petrolero, como supuesto origen de todos los males, es algo que en realidad sería el mayor argumento para revocar al caudillo supremo de la revolución. Porque el que se somete al referéndum revocatorio es un presidente que pública y notoriamente afirmó que fue él –y nadie más- quien los provocó, con pito, programa, insultos y demás, porque el, no se sentía jefe en PDVSA. Que ellos respondieron por sus repetidas e intencionadas provocaciones lanzándose al paro en el que los tenía derrotados de ante mano. Y que el resultado es que ahora es él, el provocador, el que realmente es jefe de PDVSA. Sólo que sí prefirió provocar un paro general, sólo para poder despedir unos 20 mil empleados, mucho más rápidamente de lo que hubiera podido sin tan “estratégico escenario”. Es el ciudadano presidente el único responsable de todas y cada una de las consecuencias de la “estrategia” que adoptó. No sólo de las que le gustan.

El objetivo fundamental de la aplastante campaña publicitaria del gobierno fue intentar convencernos de que lo que esta en discusión es, cualquier cosa, menos ¿si estamos mejor hoy que hace seis años?. Eso que los militares llaman “maniobra diversiva” puede o no funcionar, dependiendo de la serenidad con que cada cual considere seriamente la pregunta y decida su personal respuesta. Pero pase lo que pase.. Los liberales en la Venezuela de hoy, tenemos que asumir un lema de las romanas legiones ¡Construiremos el puente cuando lleguemos al río! Y debo dejar constancia de que en efecto... Los construían. Construiremos nosotros el nuestro... cuando lleguemos al río, porque pase lo que pase, hoy y mañana (y esperamos que, lo que sea, sea en paz) seguiremos en el mismo camino, rumbo al mismo río.

Luchando por la oportunidad de construir una república en la que la soberanía resida en cada individuo, y el estado exista exclusivamente para proteger esa soberanía. Nuestro objetivo ayer, de hoy... y muy especialmente de un mañana en el que finalmente eso, será sólo el principio.
















3erPolo

De su opinión sobre este artículo aquí...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.