Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Un garrote gomero: ¿Cárcel por ahorrar en dólares?














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















guille100402.jpg

 

 

 

Nuevamente se habla del proyecto de ley penal cambiaria... un tanto cambiada. Rumores van y vienen, pero ese río en particular, tiene piedras para sonar. Recuerdo que acertadamente Domingo Alberto Rangel Mantilla calificó de garrote gomero,  lo que aplica el gobierno, con un control de cambios cuyo principal objetivo es someter o eliminar a las empresas que no se pliegan al proceso. Veremos nuevas empresas del gobierno y sus allegados crecer mientras nos empobrecemos. Y de nuevo,  cárcel para los que quieren sus escasos churupitos en dólares, nos prometen los mas allegados al presidente. Bueno, quizás no para todos porque hay demasiados. Todo el que puede ahorrar entendió desde hace años que el bolívar no va mantener su valor, por eso ahorra en dólares, no porque quiera socavar  las reservas internacionales, sino porque quieren mantener el limitado valor de sus escasas reservas personales.

Hay infinidad de minúsculas cuentas de venezolanos que apenas tienen un par de miles de dólares, y el que no le dio tiempo de reunir los mil 500 para abrir la de ahorro en Florida, tiene lo poquito que reunió bajo el colchón. Los se niegan a ahorrar en bolívares son tanto chavistas como escuálidos, o hasta apolíticos (que aun quedan) y pueden ser liberales o serviles. Lo que no son es estúpidos. Un poco por eso es que el nuevo "proyecto penal cambiario" sube el limite de monto y sólo "pena" al que negocie por encima de los 4 mil dólares, sin declararlo. Ese es el proyecto, pero habría que ver si se llega a aprobar, que se aprueba, que se reglamente... y que interpretan los tribunales revolucionarios. Irónico, si consideramos que el principal operador del "mercado negro" es el ministerio de finanzas con sus bonos en dólares negociados en bolívares.

Así se empieza, pero al final se le niega a todo el que se esfuerza por ahorrar el derecho a defenderse de la inflación y la devaluación. El control de cambios es un corralito disfrazado con el que piensan que la gente va guardar sus ahorros en los bancos locales, para con ello financiar el nuevo "aparato productivo". Aparato que se monta con dólares baratos, licencias de importación, exenciones arancelarias y servicios a las nuevas -o repotenciadas- empresas del estado. No servirá de mucho, la gente se gastara sus bolívares, antes que verlos evaporase en una cuenta bancaria. Especialmente cuando vemos una que el fondo "social" de 2 mil millones de dólares de PDVSA, el comando Maisanta, y la caída del precio del dólar paralelo coinciden en el tiempo.

El chavismo se copio de la 4ta la más eficiente de las estructuras partidistas, le cambio el contenido (pero no mucho) y no le cambio el estilo, solo regreso a los orígenes. Ahora se copia los controles económicos con los que la 4ta puso de rodillas, o quebró, todo el que pretendiera manejar empresas, siendo "enemigo" del gobierno de turno. Y enriqueció sin cuento los amigos que montaron nuevas empresas.

Los resistentes nos resistimos a esto, pero les recordamos a quienes ahora están "negociando" que el ciudadano presidente habla y por hablar, habla mucho, pero no habla en vano. Así que no será nada fácil regresar por sus viejos predios de favorecidos por los controles.

Esta es la hora de luchar por la libertad, llego la hora de que los privilegiados de ayer  entiendan que es mejor que el gobierno no le dé a nadie ventajas porque el que no las tenga puede quebrar... y no siempre son amigos los que llegan al poder.

Libertad para ahorrar, para importar, para montar empresas... y sobre todo libertad para que los buhoneros de hoy sean los grandes empresarios de mañana, porque ahí entre fritangas, fabricas clandestinas y autobuses que han mejorado hasta acercarse a la calidad del estatal y muy subsidiado sistema de metro buses, teniendo que ganar plata y prosperar en medio de este -y de los anteriores- desastres económicos. Ahí, en los millones de dólares invertidos en construir ranchos que llegan ya a edificios de cinco pisos, en las bodegas de los barrios y la  lucha por ganarse la vida sin pedirle a ningún gobierno que les dé más  que no lo que les haya quitado antes, diez veces. Ahí esta el futuro del capitalismo en toda Latinoamérica. No importa que nuestros verdaderos capitalistas se cuadren con la nueva izquierda, porque es  por ahora... solo por ahora.
















3erPolo

De su opinión sobre este artículo aquí...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.