Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

El problema de nuestros políticos: Y nuestros políticos como problema













Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















guille100402.jpg

 

 

 

Primitivista como es en realidad toda revolución servil, la venezolana  es la combinación internamente coherente, profundamente anti productiva, y teóricamente Maltusiana, más original que se pueda imaginar. Creo que los liberales debemos denominar eso neo comunismo. Y no olvidar que es parte importante de un movimiento global al cual suele llamarse nueva izquierda.

 

Pero si el gobierno venezolano es una punta de lanza de la nueva izquierda mundial. Adelantando la primera revolución mágica, ecologista, multiculturalista, indigenista, anti representativa y marxista no ortodoxa de América. Sus relaciones con la revolución marxista ortodoxa emblemática de Cuba, son tan estrechas, como las que tiene con la "heterodoxia" China, los fundamentalismos islámicos y las tiranías revolucionarias africanas. E incluso ha sido acusado de mantener relaciones amistosas con grupos terroristas como el ELN y las FARC de Colombia.

 

¿Cómo puede haber entonces tanto socialista en la oposición venezolana?

 

En el caso de los políticos socialistas venezolanos, el problema es que pese a tener un gobierno que está en la cresta de la ola del neo comunismo. Pese a que el gobierno es riquísimo y enorme. Pese a que es el gobierno el propietario directo de la empresa que produce el 80% de los ingresos de divisas y que tiene un aparato burocrático inconmensurable. Son demasiados los políticos socialistas, y no caben todos.

 

Al principio eran más los que estaban montados en el gobierno revolucionario, pero los han ido bajando. Y claro, se juntan con los otros socialistas que nunca llegaron a disfrutar las mieles del poder con está revolución. Obviamente se trata de los que más las habían disfrutado en el capítulo anterior del sainete socialista venezolano. También hay que considerar que los socialistas que mandaban antes dejaron de procesar y pagar las míseras pensiones de vejez, de montar servicios médicos en las barriadas marginales, y otras cosas por el estilo. Y lo hicieron al tiempo que concentraban todos los subsidios y transferencias del estatismo en una clase media con demasiados funcionarios y contratistas del mismo Estado. Eso creó el escenario para que la izquierda marginal que habían pacificado. Permitiéndole vivir también a costa del presupuesto, con el control de las Universidades autónomas y el aparato cultural estatal. Fuera capaz de evaluar sus errores guerrilleros y golpistas, y articular una estrategia coherente para la toma del poder por la vía electoral. Como el "capital electoral" lo cosecharon en esos sectores de la población excluidos de los mínimos beneficios del reparto estatista, mientras sufrían el costo de ese mismo estatismo con inflación, desempleo y empobrecimiento creciente, necesariamente tiene que crear un sentimiento profundo revanchismo en esta revolución.

 

Por eso, es que estos no les dejaron a los otros, ni siquiera las sobras, siempre que lo pudieron evitar.

 

El común de los políticos venezolanos, comúnmente socialistas, no ha logrado superar esto. Simplemente "no lo soportan", el odio, la rabia y la desesperación al que "los dejen por fuera" otros tan corruptos y farsantes como ellos. Y que la población los vea a ellos como "los oligarcas malos". Y otros que no son más que ratas de la misma cloaca, sean vistos por un número significativo de votantes como "salvadores", no es algo de lo que se recuperarán fácilmente.  Aún no superan que quienes están en el poder no les traten como "socios, siquiera menores" mientras la corruptocracia sigue su camino. Por eso no ven más allá de su problema que es Chávez. El que no les da "su" parte del botín estatista. Por eso no logran ver los problemas de la población, para gran parte de cual  Chávez no es más que otro demagogo, igual y o peor, que los que le adversan, pese a tener similares ideas. Cuando el verdadero problema es que como sociedad, cada año producimos menos riqueza que el anterior. Nos hemos empobrecido, y mucho. Cada año el gobierno es más grande, más costoso, y está más endeudado que el anterior. El probema es inflación, devaluación, miseria, delincuencia, desempleo, insuficiencia en servicios públicos tan básicos como las cloacas. Exceso de gobierno para gastar en lo que no es función del gobierno, y falta de gobierno para la seguridad y la justicia. Esos son los problemas de la gente. Y la mayoría de la gente no ha identificado correctamente las causas. Sólo sufre las consecuencias. De hecho algunos tienen tan mal identificadas las causas que las confunden con las soluciones. Por eso el ciudadno presidente está en el poder, cumpliendo su promesa de más estatismo socialista... y pese a los circunstancialmente altos ingresos petroleros... "la cosa sigue empeorando", especialmente para la mayoría de los que le votaron.

 

Las verdaderas soluciones, hay que repetirlo, pasan por pagar la deuda pública liquidando el 50% de los activos que el Estado no ha manejado eficientemente. Lo que implicaría, "adicionalmente" duplicar el ingreso fiscal petrolero

Dedicar la mayoría del presupuesto para seguridad, justicia y obras públicas y dedicar el resto del presupuesto para salud, educación y asistencia social básicas.

Y lo más importante es que ningún presupuesto público se emplee para otra cosa diferente. ¡Y nada de gasto público "no presupuestado"!  Prohibición constitucional del endeudamiento que supere el 5% del presupuesto. Con las mayores sanciones civiles y políticas.

 

Hay una diferencia critica entre las verdaderas soluciones y los programas neoliberales a los que un salvaje que sueña con el salvajismo político de finales del siglo antepasado, califica acertadamente de "que si no" salvajes... Y lo son porque no son más que otra versión, mejor barnizada, de lo que el mismo salvaje representa. El problema con los neoliberales es que ni son nuevos, ni son liberales. Son estatistas "ligth", socialistas "ligth". Venden activos, pero no pagan las deudas. Y en lugar de reducir el gasto lo incrementan. Así, sus mecanismos antiinflación revientan y la población paga los platos rotos.

 

Por eso es que lo que no puede hacer ese estatismo, es capitalizar a la población, distribuyendo el otro 50% de los activos mercantiles estatales, en partes iguales entre los ciudadanos, mediante acciones y derechos intransferibles individuales.

 

Tampoco puede obligar legalmente al gobierno ha destinar lo obtenido de la venta de cualquier activo público actual o futuro, exclusivamente para el pago de capital de la deuda pública existente en el momento de la venta, hasta pagarla completamente.

 

Y menos aún regresar al patrón oro, como paso previo de la libertad monetaria, impidiendo la devaluación e inflación. Y especialmente jamás podría eliminar todas las trabas y regulaciones contra la creación de riqueza. Y por ahí van las verdaderas soluciones. Eso es lo que hay que repetir, y repetir... en todas las formas posibles. Hasta que más y más gentes lo entendamos... y actuemos en consecuencia.
















3erPolo

De su opinión sobre este artículo aquí...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.