Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

No quiero mentiras neoliberales: Quiero mi acción de PDVSA... y eso es sólo el principio













Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















guilleazul11.jpg

 
 
 

El escuchar a mi esposa defender apasionadamente la privatización popular petrólera, no del estatismo declarado sino de los liberalismos a medias de quienes creen en la igualdad, porque se creen más iguales que otros. Para luego encontrar a mis amigos de la A.C. Petróleo Para el Pueblo, absurdamente calificados de chavistas en la primera plana del diario REPORTE, por sus tesis de los Bonos Populares Petroleros al siguiente día, fue demasiado para dejarlo pasar.

 

CAMBIAR TODO ¿PARA QUÉ NO CAMBIE NADA?

 

Dicen mis amigos de Petróleo Para el Pueblo que hay que hacer una Ley de Democratización Petrolera (Orgánica claro está) para que los dividendos de la actividad petrolera se le entreguen directamente a los venezolanos con unos bonos que podríamos usar en educación, salud o aquello que los diputados "en su infinita sabiduría" decidan que es mejor para nosotros, que ¿somos incapaces de decidir por nosotros mismos?.

Y le preguntaba mi esposa a su amiga, que sólo admitía la posibilidad de entregar una acción de PDVSA a cada venezolano con la condición de que no fuera el nuevo dueño, sino alguien más, el que decidiera como se administraría tal activo: ¿Si yo no soy capaz de administrar mi propia acción, como podría ser capaz de elegir a los que van a hacer leyes y nombrar burócratas que la administren en mi lugar? Y le recordaba que eso... elegir democráticamente a los que administran el recurso, en nuestro nombre, y de acuerdo con las leyes hechas a tal efecto por los legisladores igualmente electos por la mayoría... eso ya lo hacemos ahora.

Y... la razón está del lado de quien la tiene, que unos burócratas administren el negocio petrolero, y nos entreguen directamente unos bonos, para que otros burócratas se dediquen a decirnos en que, donde y cuando podemos, o no podemos, usarlos. No es mejora. Esos burócratas terminarán costándonos más que el hueso que nos lanzan.

Entréguenme mi acción de PDVSA, (únicamente para resarcirme de todo lo que me han robado con las devaluaciones inflacionarias que iniciaron al adueñarse de los petrodólares, ya que antes cobraban impuestos de las operadoras en bolívares) y yo veré si la administro bien, o no. Es asunto mío y de más nadie... y si necesito un asesor financiero me buscare uno que sepa. Eso sería privatización popular petrolera, los bonos... más de lo mismo.

 

EL PETRÓLEO SI PUEDE SER NUESTRO... PERO EN SERIO

 

PDVSA es una empresa mercantil que explota, refina, y comercializa gas, petróleo, bitumenes y derivados de tales materias primas, pero las materias primas en si, las compra al Estado Venezolano, que es el dueño del subsuelo. Así que también me opongo a Consejos de Estado u otros organismos electos por dos tercios de los políticos electos en la Asamblea. No veo como se puede "despolitizar" una elección de ese tipo en Asamblea alguna. Me opongo adicionalmente a que se creen fondos, que también serían manejados por los mismos (o muy similares burócratas) a los que han malbaratado y quebrado los de la seguridad social, con la muy discutible mejora de unas cuentas de capitalización individual. Se muy bien que al final las tales cuentas tendrán que estar en aquellas instituciones que los diputados "en su infinita sabiduría" nos ordenen. Lo que al final es tanto como decir que terminarán financiando todos los déficit de los gobiernos... como termina cualquier fondo, al que cualquier gobierno, le pueda echar el guante.

Como tampoco me interesa mucho que "mi" PDVSA tenga que comprarle sus materias primas al Estado dueño monopolista del subsuelo, propongo que a cada venezolano mayor de edad se le entregue un título intransferible y vitalicio sobre la propiedad del subsuelo. Cada uno puede depositar su título del subsuelo en una institución intermediaria financiera para que esta se ocupe de administrarlo. Las instituciones tendrían que competir por captar el mayor numero de títulos, a fin de tener una mayor tajada en todos los negocios mineros, a mayor cantidad de títulos, mayor influencia podrían tener en la administración conjunta de minas o yacimientos. En tal esquema, privado y contractual, sería el sistema judicial él arbitro en lugar del ejecutivo. No es que tengamos un sistema judicial de primera, pero en todo caso las disputas contractuales mercantiles las podemos manejar los ciudadanos mejor que el ejecutivo. Y tal vez así comenzaríamos a ver la importancia de la elección popular de jueces sabios, honestos y justos.

No está exento de dificultades lo que propongo, pero ciertamente es un cambio dramático que podemos aplicar a la totalidad de los activos mercantiles del estado. Acciones para la gente en las empresas como PDVSA y derechos vitalicios intransferibles que cubran desde el subsuelo al espacio radioeléctrico es lo que necesitamos... necesitamos la revolución liberal libertaria que nos ponga en camino a la prosperidad, no pañitos calientes neoliberales que fracasen y nos dejen peor que antes... y lamento decirles a mis apreciados amigos de Petróleo Para el Pueblo, que en mi modesta opinión. Extraviaron el rumbo por mucho.
















3erPolo

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.