Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

No y No al socialismo














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















Los derechos individuales no están sujetos al voto público;
una mayoría no tiene derecho a votar la derogación de los derechos de una minoría.
La función política de los derechos es precisamente la de proteger a la minoría
de la opresión de la mayoría   
Ayn Rand

guillermo_rodriguez_peq3.jpg

 

 

 

 

 

La reforma constitucional que se someterá a referéndum el domingo 2 de diciembre en Venezuela representa la consagración del modelo neosocialista en el ordenamiento jurídico. El Socialismo del Siglo XXI se propone como una ideología de Estado, la reelección continua  del Jefe de Estado, sería prácticamente vitalicia en un país en que no existe limite alguno, legal, moral o práctico, al abuso de los recursos y el poder de un Estado groseramente parcializado en el servicio de un partido en las campañas electorales, y en el día a día, sumados a la aún mayor concentración de poder en ese Estado en general y en su Ejecutivo imperial en particular, aderezadas de la eliminación de las más importantes restricciones formales a la violación de derechos humanos que contenía la carta a reformar, además de aumentar groseramente el numero de votantes que deben firmar (y con ello someterse a la persecución del apartheid tasconista) para solicitar cualquier tipo de referéndum por iniciativa popular… sin descartar la muy puntual prohibición de financiamiento externo (gubernamental o privado) de cualquier actividad que un gobierno que presuntamente ha usado, y presumiblemente usará mucho más, desde el aparato de recolección de impuestos hasta el control de cambios como método de represión a cualquier fuente de financiamiento interna privada de sus contrarios políticos con total impunidad cada vez que le parezca conveniente, nos dice que lo que tenemos enfrente tiene el potencial de afectar negativamente la vida de todos y cada uno de los Venezolanos, si no por lo anterior, sin duda por la formalización constitucional de la emisión inorgánica inflacionaria al ilimitado gusto y necesidad del supremo caudillo… a todos los venezolanos que no estén incluidos en los corruptos privilegios de los cerrados grupúsculos de oligarquía neosocialistas enriqueciéndose a la sombra del poder… claro está.

 

Ante ello, una parte de la población es total y completamente indiferente, simplemente no le importa, cosa muy coherente si planean efectiva y eficientemente emigrar, y francamente torpe si no lo harán… abstenerse es esa forma de informarse y votar en una sociedad liberal con un gobierno limitado en que los derechos del individuo sean inviolables, no sería mayor problema… abstenerse en esa forma en una sociedad socialista en que el Estado está metido, para bien o para mal, en todo y a todos niveles, y que por ello ha empobrecido y empobrece de forma sostenida e indetenible a la sociedad, es un potencialmente costoso error. Aunque hay que dejar claro que buena parte de esa indiferencia se origina en la incapacidad de los lideres mediáticos y políticos opositores en crear una poderosa alternativa política, ideológica y programaticamente opuesta a la del corrupto poder socialista gobernante… las deslavadas versiones moderadas de más de los mismo… pero moderado, son menos malas, potencialmente, pero difícilmente llegaran a emocionar al indiferente.

 

Votar a favor de aquello, es un acto de fe, en un caudillo carismático montado en el discurso revanchista de la envidia, y en el reparto desigual pero muy amplio de ingentes recursos petroleros incidentales… hay quien cree en el socialismo, como hay quien cree que la luna de es de queso, y hay quien prefiere quedar tuerto si con ello ve sabe a quien envidia ciego, e incluso lo contrario. Votar en contra es lo único que se puede hacer racionalmente, y en las urnas ganaría sin la menor duda el NO, si una serie de lideres políticos y mediáticos no tuvieran años inflando otra abstención… la de quienes creen que no deben votar porque un organismo electoral evidente y notoriamente parcial haría trampa con los resultados… a esos abstencionistas hay que decirles claramente que sus “líderes” que vienen saltando del abstencionismo al “participacionismo” según crean que les convenga, sólo a ellos y aún en eso fallan… son unos ineptos que los han conducido de derrota en derrota en las peores formas posibles… Que líderes estudiantiles muy jóvenes que algo de aire fresco le han traído a la política venezolana están aún a tiempo de separarse de eso a lo que demasiado se acercaron… y comenzar a construir una verdadera alternativa joven al socialismo en el poder que ya se ve claramente envejecido en sus ansias continuistas… y que regresando a los abstencionistas, que mucho más importante aún: Si acaso tuvieran razón en que la autoridad electoral tiene preparado un “megafraude” su abstencionismo militante simplemente le ahorrará el esfuerzo a la autoridad electoral.

 

Es decir, que los abstencionistas que hubieran votado NO, si insisten en abstenerse y son suficientes, involuntariamente le regalarán al supremo caudillo, comándate, presidente vitalicio, etc. una victoria electoral limpia y clara ¡sin fraude alguno! en la aprobación de su reforma… esperemos que no sean suficientes, pues algunos se han encerrado irracionalmente en ello, y de ahí no saldrán, porque aunque luego griten fraude y ¡yo lo dije! de poco servirá si ellos mismos se ocupan de evitarlo.  Así las cosas… la única opción de quién esté consciente de los males que nos ha traído el socialismo, y de que por lógica nos traerá más, y muchos más, al ser más socialista aún el Estado que nos desgobierna es votar en contra el socialismo, No y No, hoy, mañana y siempre. Pero pase lo que pase, esta no es la “batalla final”, se gane o se pierda no lo puede ser por definición… ahora es que quedan batallas políticas para llegar a construir una republica viable desde el desastre, aún peor que el actual, que dejarán los socialistas cuando final e inevitablemente pierdan el poder.

 

Pero quiero insistir en lo que ya he dicho, y que es mi personal razón más porfunda para votar No y No, como para actuar durante todo el proceso día como observador electoral, y para seguir luchando al día siguiente... lo más importante es que ni ganándola ni perdiéndola será esta la “batalla final” que de perderse significaría que el Socialismo del Siglo XXI empezará la imparable construcción de un “Reich” de mil años... ningún poder socialista dura demasiado... y menos uno que se apoya en boligarcas que andan en Hummer y Audi. Así que es necesario recordar mientras todo se obscurece a nuestro alrededor, que hay que mantener y acrecentar la luz de una esperanza por un futuro mejor, de real prosperidad y libertad para todos... el futuro del capitalismo popular venezolano, porque nunca es tanta la oscuridad como en el instante antes de un nuevo amanecer.

 
















3erPolo

 
¿Interpreta este artículo la doctrina política de la libertad individual y el Estado limitado para la Venezuela contemporánea?
 

En la escala del 1 al 5
1 2 3 4 5

Ver resultados

promo_grg_lyc.jpg
   

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.