Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Autonomía no es separatismo














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.  
Marco Tulio Cicerón

guillermo_rodriguez_peq3.jpg

 

 

 

 

 

En el estado Zulia los dirigentes de la organización liberal autonomista Rumbo Propio, Néstor Suárez, Alberto Mansueti (quien también es presidente de la Conferencia Liberal Hispanoamericana) Natalia Fernández y Gustavo Pineda fueron imputados por el presunto delito de “traición a la patria” señalado en el artículo 128 del Código Penal.  La historia comienza mucho antes, cuando un grupo de personas con ideas liberales se organizó en la Región Zuliana, para proponer el capitalismo liberal que enriquece a los pueblos, como la verdadera alternativa al socialismo estatista que los empobrece. Que socialismo es el mal, y el capitalismo es el remedio. Es algo en lo que coincidimos todos los liberales –y afines– de Venezuela y el mundo.

 

Pero el caso es que los señores del Zulia, en su movimiento Rumbo Propio, desde hace bastante tiempo se dedicaron, primero a divulgar su idea del desarrollo capitalista regional autónomo en infinidad de foros, conferencias, reuniones y demás. Y luego llegaron a colocar unas vallas, en las que se habla del socialismo como problema y del capitalismo como solución. Nadie, de entre las filas del socialismo oficialista, ni de entre las del socialismo opositor. Puso la menor atención al asunto por largo tiempo.  En Rumbo Propio propusieron un estatuto de autonomía regional –con su respectiva gaita– mediante el que se consagraría un método para que esa región pueda tener un desarrollo capitalista autónomo. Y plantearon consultar al pueblo por medios referendarios. Eso, además de democrático, es participativo y protagónico; para despecho de los que tanto pedían una nueva oposición que usara esos mecanismos, con nuevas ideas. Eso, no implicaría separatismo alguno. Y eso, es lo único que hay a la vista de todos en la propaganda de Rumbo Propio.

 

De pronto empezó en una escalada comunicacional con las declaraciones de un concejal chavista local, creció hasta un editorial de Díaz Rangel en Ultimas Noticias, acusadoramente titulado “Separatistas en el Zulia” para escalar a las alturas de Alo Presidente... Tras lo que al combo revolucionario del caso se sumaría tan ambigua como evidentemente –notable lograr las dos cosas a un tiempo– el ex diputado Gerardo Blyde... Mientras en el tribunal de justicia la fiscalía acusa de “Traición a la Patria”, concepto peculiarmente subjetivo, y sobre el que sólo podemos hacer votos para que el proceso sea justo e independiente y no “político” en el tribunal de justicia. Que en lo personal me resulte imposible la menor sombra de duda en este caso sobre la inocencia del imputado que personalmente conozco, Mansueti, es una opinión que mantendré siempre y pase lo que pase; opinión muy personal que sencillamente fundo en su carácter e ideas y que, a priori, me vería inclinado a extender al resto. Pero a quienes sus prejuicios ideológicos les inclinan a lo contrario en este caso, es bueno recordarles que “la inocencia no se debe probar” lo que se tienen que probar son las acusaciones... así que el que acusa es el responsable de probar lo que señala. Y que eso no sólo es un principio jurídico para el procedimiento judicial civilizado, sino que tiene que ser un principio ético para orientar el manejo de la información en los medios independientes.

 

Opinión informada del caso fiscal es imposible, pues legalmente al expediente y lo que la fiscalía señale en este, los ajenos al caso no tenemos acceso.  Pero a lo que todos tenemos acceso es al “expediente” del “tribunal” de los medios de comunicación “progresistas”, dónde los señores de Rumo Propio han sido condenados desde el primer día. No es de extrañarse que la agencia de prensa del gobierno cubano se desgañite mencionado a misteriosos  “investigadores zulianos” y otras aún más  misteriosas fuentes que permanecerán eternamente invisibles, para afirmar que el asunto del supuesto “separatismo” se maneja “desde Washington según sus fuentes invisibles. Pero mucho más desagradable es ver como periódicos y agencias de noticias, nacionales y extranjeros, autodenominados “independientes” “investigativos” y “serios” de esos que acostumbran nombrar a terroristas asesinos con amables y cuidadosos adjetivos “neutros”, no se ahorren los adjetivos de separatista, secesionista e independentistas para estos liberales del Zulia, dando virtual y mediáticamente el caso por cerrado y a los acusados por condenados, a punta de adjetivos y titulares, en el “tribunal” de la prensa “progresista” local (buena parte de la “opositora” incluida) e internacional.

 

Y sin que ningún “experto” revelador de matrices de opinión mediáticas construidas se ocupe, excepto en sumarse a esta campaña mediática para reforzar una matriz de opinión “en construcción” que da por cierto un supuesto separatismo, y que de entrada luce más falsa que un billete de 32 mil 500, aunque a los “expertos” esos les luce de una “veracidad” tan aplastante como su quince y último.. Por mencionar sólo el menudo. Así que la “realidad mediática” arrancó notablemente distanciada de la información, pública notaria y accesible a todos, en el caso de Rumbo Propio. Condenados están siendo en el “tribunal” de los medios de comunicación “progresistas” los señores de Rumo Propio, primero como “separatistas”, “secesionistas”, “independentistas”. Y segundo como “agentes” del imperialismo yankee. Lo primero, por más que veo su propuesta, no lo veo por ningún lado. Y nadie con sentido común que lea detenidamente la propaganda de esos señores podría llegar a otra conclusión diferente de que intentan implementar desde la oposición al socialismo del siglo XXI y en Venezuela, el mismo “un país dos sistemas” que implementó el socialismo del siglo XX chino desde el poder (imposible otra forma ahí dónde la oposición misma es delito) cuando reintegró Hong Kong manteniendo en él plena vigencia de sus normas capitalistas (y creo unos cuantos territorios medio capitalistas en el sur con sus propias normativas) mientras la normas comunistas seguían rigiendo en el resto del territorio chino.

 

Como tengo la certeza de que en ese “tribunal” mediático los que condenaron de entrada no han leído nada diferente de lo que yo mismo he leído. Y puede que mucho menos en este caso. Encuentro que lo primero que dan por hecho “juzgado y sentenciado” (a sus mediáticos efectos) sobre la supuesta “conspiración separatista” de estos señores, en los medios “progresistas” de acuerdo con la información de que dichos medios disponen, sería en principio pública, notoria, y evidentemente falso. Lo más que pudieran hacer es darle el beneficio de la duda al caso de una fiscalía sobre el que no pueden tener información alguna, pero es mucho más que eso lo que han hecho, han descartado o ignorado la información de la que disponen, para afirmar como un hecho aquella de la que no disponen. ¡Carambolas! De las que concluyo que lo segundo (de la CIA en la sopa) tiene altas probabilidades de no ser muy cierto tampoco. Que hubiera algo más, me sorprendería tanto, como que probaran el “señalamiento” del diputado aquel, que decía que la televisión por cable espiaba a la gente en sus casas, desde Washington, por los monitores de sus propios televisores.
















3erPolo

 
¿Interpreta este artículo la doctrina política de la libertad individual y el Estado limitado para la Venezuela contemporánea?
 

En la escala del 1 al 5
1 2 3 4 5

Ver resultados

promo_grg_lyc.jpg

   

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.