Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Venezuela ayer y hoy... Un error y un mito en un pobre país pobre














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















...nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder.
El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo;
de donde se origina la usurpación y la tiranía.
 Simón Bolívar

guillermo_rodriguez_peq3.jpg

 

 

 

 

 

El 18 de octubre de 1945 un socialista adeco como Betancourt y un militar oportunista como Pérez Jiménez fueron socios en la traicionera conspiración y en el golpe de estado contra un legitimo gobierno constitucional que estaba construyendo lentamente un país prospero y una democracia seria. Eventualmente Pérez Jiménez traicionó a sus socios civiles y estos lograron pasarle factura el 23 de enero de 1958. El pueblo, en toda aquella pelea por el botín, como en las que la siguieron hasta hoy, no fue más que la victima de su propia ignorancia. Pero para terror de los demagogos de ayer y hoy los pueblos eventualmente aprenden de sus errores  Y del 23 de enero, como del 18 de octubre, lo que nos quedó fue el creciente socialismo empobrecedor que con su la demagogia y corrupción nos condujo hasta dónde estamos hoy.

 

Tras 41 años de la caída de Pérez Jimenes, en febrero de 1999, con una liquidez monetaria de poco más de 10 billones de bolívares, Hugo Chávez Frías asumió la presidencia de Venezuela... tras siete años la liquidez monetaria está en el orden de los 71 billones de bolívares, pero la población y la producción han crecido muchísimo menos... con lo que la inflación se ve y se sufre tanto en los precios como en la puntual y recurrente escasez de los productos regulados... más que en las cifras oficiales. Y pese al reciente y masivo sistema asistencial gubernamental que rápidamente creció como un Estado paralelo... La pobreza es hoy mayor que hace siete años. Aún así, el mismo hombre aspirará en diciembre ser reelecto para permanecer “por ahora” 13 años en el poder... o más.

 

De hecho ese Estado paralelo que va desde una red de asistencia médica en los barrios, aún dependiente del importado personal cubano, hasta otra de distribución de alimentos subsidiados, aún dependiente de las importaciones, pasando por un sistema que combinó tanto la educación de adultos con la entrega directa de efectivo en pequeñas becas... como el activismo político con cargo a los recursos públicos con modelos precarios de sub-empleo promovidos y aprovechados por el propio gobierno socialista. Ese aparato clientelar está comenzando a sufrir los efectos paralizantes de la burocracia corrupta con la escasez y retraso de recursos en un Estado tan aparentemente todopoderoso como realmente incapaz. “Por ahora” lo superará temporal y únicamente mientras la necesidad electoral lo impone.

 

Recurrentes crisis, unas peores que otras, son comunes en la infraestructura cuando la mayor parte tiene entre 50 y 80 años... y los siete años de socialismo chavista del siglo XXI han seguido los guiones del socialismo adeco en falta de mantenimiento. Pese al precio de petróleo sostenidamente alto los grandes proyectos de infraestructura nueva se eternizan en proyecto o se retrasan en construcción... mientras la vieja infraestructura colapsa... y las soluciones temporales “de emergencia” se hacen permanentes.

 

¿Cómo sería de otra forma si el valor real de los dos bolívares de peaje que pagaban el mantenimiento cuando se inauguró la hoy inutilizada autopista Caracas-La Guaira son el equivalente de 4 mil bolívares de hoy?. La realidad es una sola y en este caso es que lo que cuesta mantener las carreteras y construir nuevos puentes tiene que pagarse. O se paga con los peajes de los usuarios. O se paga con impuestos de todos. O se pagan las consecuencias.

 

Aunque eventualmente inaugurará el neocomunismo venezolano alguna de sus grandes obras... y el problema seguirá siendo el mismo. Somos una sociedad pobre, con un sistema económico neocomunista que la empobrece cada día más y un sistema político social nacionalista que lo legitima y profundiza presentando las causas del empobrecimiento como soluciones al mismo.

 

La identificación del poder del Estado con la voluntad de un solo hombre es algo natural en la medida que el poder se concentra como en Venezuela. Con más de cuatro décadas de creciente socialismo... aplicando como seudo-solución de sus fracasos más y más radicalizado socialismo. Y como el desatino repetido y agravado durante décadas... siempre fue decidido por democrática mayoría. Un electo caudillo único del socialismo venezolano era cuestión de tiempo. Y ese tiempo empezó en 1999.

 

Hoy como ayer es indignante para un pueblo pobre que su gobierno regale millones de dólares para amigotes políticos del mundo... Y no conforme con ello... En otros países prometa las mayores inversiones de sus nuevas y viejas empresas gubernamentales. Molesta el abuso de los recursos del Estado en proselitismo político interno y externo.  Pero la causa de tal indignidad no es la tanto la persona que el pueblo de Venezuela ha elegido para gobernarlo ayer u hoy... como una idea errada que han compartido todos ellos...  Y un mito que pueblo y gobernantes venezolanos creen hoy como ayer.

 

La idea es que un modelo socialista puede funcionar. Que los innumerables fracasos no serían cosa de “la idea” sino de quienes la adelantaron. Pero el socialismo se ha intentado repetidamente desde hace miles de años. Nunca funcionó y siempre ha empobrecido material y moralmente las sociedades que intentaron construirlo. En el siglo pasado, desde el nacional-socialismo alemán, al socialismo soviético se “construyeron” en “centro y periferia”  por los genocidios masivos de sus propios pueblos... y otros.

 

El mito es que Venezuela sería un país rico. Nunca lo fue como colonia o como república independiente y no lo es hoy. Pacificada por la dictadura gomecista desde principios del siglo pasado, vivió algunas décadas de extraordinario crecimiento económico y modernización a mediados del mismo. No exclusivamente petrolero, aquel fue un “milagro económico” perdido que no creo las instituciones ni estableció las tradiciones políticas y culturales para sostenerse... y hoy somos un país con más de dos décadas de caída en su PIB per capita... que no llega ya a 5 mil dólares anuales por habitante, mientras el de cualquier país realmente moderadamente rico supera los fácilmente los 20 mil. Y es más mucho más en países realmente ricos: como irlanda con 50 mil, Suiza 52 mil o Luxemburgo con 77 mil

 

La Venezuela que cambió el fracaso del socialismo adeco por la falsa esperanza del socialismo chavista se empobrecerá materia, institucional y moralmente en la medida que opte mayoritariamente por esa errónea idea creyendo en ese mito. Rechazar el mito y salir del error es algo para lo que estorban hoy más los socialistas de oposición que los del propio gobierno. Al fin de cuentas presentar el socialismo como alternativa al socialismo... es inevitablemente más de lo mismo. Por lo que partiendo de un movimiento de opinión liberal libertario, conocido entre los factores de la política nacional real, como es el Movimiento Liberal Libertario Resistencia Civil debemos construir una fuerza política organizada capaz de expresar el anhelo de paz y prosperidad de las mayorías por medio del capitalismo popular autentico, será el principio del camino que tenemos que andar... y solo el principio.
















¿Qué tan liberal es este artículo, calificado del 1 al 5?
1 > > > 5

Ver resultados

3erPolo

Opine sobre este artículo...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.