Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Contra todo estatismo













Guillermo Rodríguez G.




















3erPolo

Estatista es cualquier forma de organización política cuyo resultado sea un traslado de recursos de la población al estado, por encima de aquellos indispensables para garantizar la protección de las vidas y propiedades, la aplicación de leyes de carácter general y el mantenimiento de obras públicas indispensables.
No todos los colectivismos se proclaman estatistas, los anarquistas de siglos pasados y gran parte de la nueva izquierda posmodernista tienden a propugnar la destrucción del estado, pero no pasan de proclamarlo. Cada vez que llegan al poder, terminan por fortalecer el estado en perjuicio de la sociedad, ya que no es posible despojar a las personas de gran parte, o la totalidad, de sus propiedades, sin la un sólido aparato represivo para obligarlos.
No todos los estatismos vienen de la izquierda muchos dictadores amigos de las iglesias establecidas, defensores de la moral y las buenas costumbres y exterminadores deficientísimos de cuanto izquierdista se les atravesó en el camino. Aplicaron la planificación centralizada de la economía, nacionalizaron empresas, y crearon regulaciones y reglamentos, dignos del camarada Stalin, el que por cierto siempre defendió "públicamente"la moral y las buenas costumbres . Claro que pretendía cambiar la religión cristiana por la marxista.
Lo que tienen en común todas las formas de estatismo, es que exigen el sacrificio de los intereses individuales en nombre de un ideal superior de signo colectivista y carácter de apariencia seudo trascendente. Cada grupo de estatistas tiene su ideal superior y lo opone a los de los otros grupos.
Los estatistas empobrecen a todos los individuos que no están dentro del aparato del estado, para incrementar el poder,los privilegios y los capitales de los que si están adentro.
El liberalismo ha probado -más allá de toda duda racional- que el estado unicamente puede ser eficiente proveyendo a la sociedad de aquellos servicios de los que no se puede excluir a los que no pagan directamente por los mismos, sin afectar negativamente a los que los pagan.
Si un grupo de personas pagan impuestos, y otros no, los que no pagan no podrían excluir a los no pagadores de los servicios que les prestan:

Las fuerzas armadas, ya que al proteger el territorio de agresiones externas, simplemente no tienen y una forma eficiente de excluir a nadie de tal protección.

La policía, porque no tiene forma alguna de determinar quien es o no pagador, para protegerlo o no, sin generar un ambiente de impunidad que torne incontrolable al delito, afectando a los pagadores.

Las obras publicas indispensables, de las que el mejor ejemplo son las cloacas, ya que si impidiéramos a los no pagadores lanzar su detritus a las cloacas, tendríamos que esquivarlo al caminar por las calles.

Esas áreas las únicas que corresponden al Estado, son áreas que cuyo aporte a la acumulación de capital social es aparentemente negativo. Aparente, porque la acumulación de capital solo se produce cuando los individuos pueden trabajar, ahorrar e invertir, en ausencia de robos.

La salud, la educación, la cultura, el deporte, la industria y los servicios, son, por el contrario, ejemplos de áreas en las que es perfectamente posible excluir del disfrute de los servicios a los que no los pagan, sin el menor daño a los que los pagan.

Un sistema de libre mercado necesita tres cosas para crear riqueza para todos:

Un Estado poderoso y eficiente, pero limitado exclusivamente a las áreas que le son propias.
Un conjunto de leyes de carácter general que no interfieran las conductas que no produzcan daño a terceros.
Un sustrato cultural (de aceptación mayoritaria) que soporte en respeto de la libertad individual y la propiedad privada.

Bajo tales condiciones, la única forma de enriquecerse, es proveyendo a los demás de los bienes y servicios que desean, a menor precio, con mayor calidad, o ambas cosas. Así, el enriquecimiento de los más eficientes, se traduce en un constante y acelerado incremento del nivel de vida de los miembros más pobres de la sociedad.
 
Los pobres son perfectamente capaces de trabajar, ahorrar, invertir y mejorar sus vidas con su propio esfuerzo. No necesitan la ayuda de ningún grupo de iluminados estatistas que pretendan proveerlos gratuitamente de bienes y servicios estatales que terminaran pagando en mucho mas de lo que valen, por medio de impuestos e inflaciones.

Todos los estatismos pretenden convertirnos en serviles forzados de un gobierno tiránico que algunos sustentan en mayorías desinformadas y temporalme4nte engañadas, y otros simple y llanamente en la fuerza bruta de ejércitos y policías políticas.
Serviles por voluntad, son quienes defienden esos ideales esclavizantes. Los liberales, siempre nos hemos opuesto y siempre nos opondremos a los serviles.

El liberalismo es la única respuesta racional a todos los estatismos.
















3erPolo

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.