Make your own free website on Tripod.com








www.guillermordriguez.net

Ante el Washington real: Irónicas cegueras del antiyanquismo irracional














Guillermo Rodríguez G.





3erPolo
















La certeza de ser de izquierda descansa en un criterio muy simple,
al alcance de cualquier retrasado mental: ser, en todas las circunstancias,
de oficio, pase lo que pase y se trate de lo que se trate, antiamericano. 

guillepeq2.jpg

 

 

 

La vieja y nueva izquierda muestra su felicidad ante la desgracia humana dejada por el Huracán Katrina en suelo, para ellos, enemigo. Con la autocensurada excepción de los socialistas opositorpes venezolanos... y demás revisionismos contrarrevolucionarios. El ñangaraje globalizado acusa al Presidente Bush. No de su real “crimen”: Traición de los valores en que se fundaron los  EE.UU. Traición común hoy entre los “conservadores” de los mismos.(1) Y lo acusan de no haber evacuado millones de ciudadanos con recursos federales...  Pero sí las tropas hubieran sacado millones personas por la fuerza de sus casas, para transportarlas en vehículos militares hasta campamentos no menos militares, salvándolos de Katrina... quisieran o no. Imaginamos el banquete mediático que se darían los ñangaras del mundo con tal evacuación fascista y racista. La capacidad de criticar al enemigo, por hacer una cosa o la contraria. Y adorar los camaradas, por hacer una cosa o la contraria. Es lo que define la mentalidad de izquierda.

 

LA OTRA CARA DEL ESTATISMO

 

La verdad es que los partidarios de eliminar todo vestigio de libertad dicen una única cosa cierta en este caso. Gobernado así pueden tener hasta 100% de éxito en evitar muertes por un Huracán... Y sí fallasen, los saqueos de televisores... y aún de comida, serían mínimos por falta de algo que saquear. Pero la ausencia de gobierno en un territorio bajo seguidores de la religión del profeta Karl, es menos probable que una minifalda en otro bajo seguidores del profeta Mohamet.

 

Es un hecho que las tragedias masivas en los territorios revolucionarios: Desde las hambrunas con las que el camarada Stalin, terminó con cerca de 10 millones de Kulaks, y otros contrarrevolucionarios; pasando por la aún mayor eficiencia revolucionaria con que el Camarada Mao supera los 50 millones de contrarrevolucionarios exterminados. No serán jamás resultado de descuido o imprevisión. Serán planificadas y ejecutadas a conciencia por gobiernos revolucionarios. Otras cosas, como explosiones de reactores nucleares, contaminación de población civil, escasos miles de muertos, pese a evacuaciones de millones durante las inundaciones del Yangtsé, la misteriosa aparición de muertos en hospitales administrados por el Camarada Barreto, la conquista y destrucción del imperio comunista Inca, etc. es parte de los planes malignos del ser sobrenatural, intemporal, omnipotente, omnisciente, omnipresente y contrarrevolucionario llamado: CIA. Todo ñangara aprende eso último por osmosis.

 

EL NEO-LIBERALISMO ES CULPABLE... 

 

Lo que inspiraría la sobrenatural CIA, desde el principio de los tiempos, es una cosa misteriosa y ubicua que mientan neoliberalismo. En verdad, de lo único que es realmente culpable el mal llamado neo-liberalismo, es de ser la continuación del socialismo por otros medios. Pero para los socialistas de todos los partidos, neo-liberalismo es todo lo que les disguste”. Así que Washington lo será siempre en sus mentes, cuando en realidad, hoy Bush hijo... ni a neoliberal llega.

 

Aunque unos pocos teólogos de la ortodoxia, y las herejías, de la verdad revelada por el profeta Karl, se devanan (y desgastan) los cerebros en farragosas doctrinas que se contradicen, tanto con la realidad objetiva, como entre ellas mismas. La enorme masa de fieles promedio... los de franela con asesino estampado y repetición de un par de consignas... son los realmente establecen la superioridad “cerebral” de la izquierda. Sus cerebros están intactos, en lugar de desgastados por el uso.

 

Es por eso que si bien no hay cosa que disfrute tanto un comunista promedio como la muerte, el hambre, la desesperación, el saqueo y la desgracia humana masiva. Y es natural, porque son condiciones objetivas propicias para empezar y sostener la revolución. Mostrar tal felicidad en público requiere que logren culpabilizar, por acción u omisión al enemigo. Agregando a la acusación grande, muchas mentiras chiquitas, y muy llamativas, repetidas en unos doscientos libros, publicados sin importar que se lean o no, con cargo al presupuesto de los gobiernos revolucionarios, lo que garantiza automáticamente 199 citas al pie de página en cada uno de ellos. Se divertirán casi tanto en eso, como cuando pueden asesinar personalmente de un tiro en la cabeza algún contrarrevolucionario, como contaba encantado el camarada Guevara en su diario. 

 

LAS PREGUNTAS QUE SE HARÁN... Y LAS QUE NO

 

La verdadera pregunta que habría que hacer al estatismo estadounidense es: ¿Por qué los sectores de la población que han recibido décadas de subsidios del presupuesto público y disfrutado de legislación de "discriminación positiva" son ahora aún más pobres y no abandonan sus viviendas ante la amenaza de un huracán? Ese tipo de preguntas implican evaluar seriamente los  fracasos de la socialdemocracia gringa.

 

Pero las preguntas populares serán las que conducen en la dirección opuesta: ¿Por qué,  tras miles de millones de dólares en ingeniería militar (desde Franklin D. Roosevelt) para controlar el Misisipi y Ohio, evitando los efectos catastróficos de las inundaciones en cualquier condición climática, todo falló? ¿Una reducción de presupuesto de un año es suficiente para colapsar más de 50 de planificación? ¿Por qué el gobierno federal de los EE.UU. no tiene la autoridad para sacar, por la fuerza de ser necesario, millones de ciudadanos de dónde peligren y transportarlos dónde no peligren? ¿Sería suficiente, algo como los poderes especiales administrativos sobre el sistema judicial que logró Clinton contra cualquier amenaza especial... o se requeriría de alguna Ley más especifica del tipo Ley Patriota?.

 

La capacidad militar de trasportar y alojar millones de personas... quiéranlo o no. Implicaría un importante incremento del presupuesto militar y del poder del Gobierno Federal. Cosas que se venden mejor al darles apariencia “no bélica” como “poner un hombre en la luna antes del fin de la década”. O ¿por qué no? Garantizar la capacidad real de evacuar y alojar rápidamente millones de americanos amenazados por la naturaleza. Los embrutecidos en la maligna religión del profeta Karl, no verán  la naturaleza de lo malo que pasa en el Washington de hoy. Y entender la real naturaleza de esos dos antagónicos y complementarios males, para poder derrotarlos, sería el principio... solo el principio. 

 

(1)Como resulta demasiado confuso para el ñangaraje promedio que alguien traicione lo que más odian, sin asumir ruidosamente lo que más aman. No pueden procesarlo mentalmente. Y usan la negación (declaración de fe indiscutible) cuando enfrentan casos de tal tipo.
















3erPolo

¿Qué tan liberal es este artículo, calificado del 1 al 5?
1>>>5

Ver resultados

Opine sobre este artículo...

doblediplomatura-eea-2016-2017.jpg

Hora en Venezuela -

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.